domingo, 11 de enero de 2015

Me duele Soria...

Esta entrada quería escribirla hace tiempo, pero no sabía en que blog meterla sin embargo con la llegada del año nuevo he pensado que quizás es mejor tener un solo blog que no renuevo en lugar de 2... Y eso haré, en este blog hablaré tanto sobre temas que me importan y que quizás a vosotros os den igual y sobre temas personales que os la sudarán todavía más. Esta primera entrada de 2015 es una mezcla de ambas cosas.

No creo que esta entrada sirva para cambiar una situación que hace décadas que ocurre ni tan siquiera si servirá para hacer reflexionar a alguien, pero me veo con la obligación moral y sentimental de escribirla. Tengo la suficiente distancia con el problema como para poder verlo un poco más claro de lo que se ve en el territorio y sin embargo tengo los vínculos emocionales suficientes para que este problema me afecte y me entristezca.

Os hablo de una cuestión de la que en este año electoral que ahora empieza prácticamente no escucharéis entre los grandes debates de los candidatos que se juegan gobernarnos. Parece que este problema no exista y sin embargo yo lo considero uno de los más graves que se afrontan en estos momentos. Y lo peor es que quizás es demasiado tarde para plantarle cara. Os hablo de la despoblación que sufren varias provincias y entre ellas una que me toca en lo personal, Soria (un territorio más grande que Euskadi y con 90.000 habitantes).

En el problema de la despoblación han sido culpables tanto los gobiernos foraneos que nunca se han preocupado de lo que pasaba con Soria dado que no proporcionaba prácticamente diputados así como las élites locales que han pensado que con una población pequeña y envejecida sería más fácil controlar los recursos, los contratos y todo aquello que diera dinero y fuera controlable. El resultado de la ecuación es un territorio inmenso y despoblado en vías de extinción y con zonas con menor población que Laponia y el Sahara. Un drama que parece que sólo molesta a unos cuantos cuando debería tener a todos los sorianos en pie de guerra.

Parece evidente que a lo largo del siglo XX convirtieron esta provincia en una fuente de mano de obra para las zonas industriales y que el plan para el siglo XXI es convertirla en un inmenso parque natural/safari para disfrute de cazadores y recolectores de setas. Un drama para los que queremos ver esta tierra viva. Y lo cierto es que cada vez será más difícil verlo, sin industria y sin ningún sector que genere valor añadido y con una de las tasas de población joven universitaria más altas de España, los jóvenes sorianos que hoy hay estudiando alrededor del mundo no podrán volver a sus poblaciones por mucho que quieran. Y esto no preocupa a nadie por lo visto.

Ante esta situación que hacen las gentes de Soria? En el mejor de los casos contar los días que quedan para los Sanjuanes, animar al Numancia o manifestarse porque 4 carmelitas descalzos se queden en El Burgo. Un drama cuando te están deslocalizando empresas, te están expulsando del progreso mediante el olvido en infraestructuras o te están condenando a la muerte sin unas instalaciones sanitarias aceptables. Suena duro pero hoy en día gran parte de la población soriana (e incluyo entre esta población a los hijos de la diáspora que sentimos Soria como propia y que vamos sólo los meses buenos) es la mayor colaboradora en lo que están haciendo con esa tierra maravillosa. Os están haciendo la política y vosotros sois unos meros observadores de la extinción de todo lo que habéis conocido y conocieron vuestros abuelos. Organizaros, denunciad y no tengáis miedo de enfrentaros a quien sea dado que nadie os ha regalado nada. Y menos aquellos que han utilizado vuestro voto para enriquecerse en Madrid, en Valladolid, en Soria o en El Burgo o donde sea...

Siempre he pensado que no hay peor crimen contra la humanidad que la extinción de una lengua, una cultura, un territorio... Imagina cuando esta te afecta a ti y la estás viviendo en directo. Me duele Soria y no tengo esperanza de que me deje de doler...



9 comentarios:

  1. Amigo Micaco. Llevo mas de 9 años en Soria. Soy nacido en Guadalajara, criado en Torremolinos y he vivido en muchos sitios como y por último en la Soria profunda de Pinares. Mi juventud estuvo llena de felicidad, en un pueblo lleno de turismo, extranjeras, viajes de estudios, donde ya las tías y la juerga hasta cansaban... La tristeza es que no podré mantenerme aquí por mucho mas de unos 14 años, debido a que acabo de tener una hija y puede ser que esté de camino el segundo. Y me pregunto que puedo hacer para que ella disfrute de una infancia y una juventud como la que yo tuve? Desde luego en la zona rural donde vivo no la tendrá a no ser que quiera ser forestal y tengamos un buen enchufe y con eso se ''conforme''. Para mi ha sido una experiencia brutal el cambio, en términos laborales difícil porque aquí hay que inventarse todo: empresa, trabajo, ocio, vida... todo está por hacer, todo está virgen. Comencé mi andadura comprando un edificio para hacer una empresa de turismo rural en un pequeño pueblo de pinares, que novedad eh?, y acabé con una casa de 700 m2 para mi familia sola que vamos reformando poco a poco. Ahora tengo una empresa internacional que compra fuera y vende dentro sistemas de biomasa, que por cierto fui de los primeros en empezar con ello y hoy hay mil empresas relacionadas... requiere poca sede y mucha carretera por lo que estar a unos 250 km de media de cualquier ciudad importante es muy bueno, de momento, no se hasta cuando. A mi me duele también aunque no soy nacido aquí, porque de donde vengo a una baldosa le sacan partido, llego aquí, y veo que las familias no se hablan, no se ponen de acuerdo en nada y miles de viviendas vacías no se venden por joder al hermano o el primo. No se avanza en nada... Mira la CMA, que si que ya sabemos que es ilegal y que el dinero público, y demás... pero de forma egoísta dejando las siglas a un lado: cuando Soria va a volver a tener una oportunidad así? Pues ya ves que Carlos MInguez, ese que va de Socialista pero hasta hace dos días pillaba 68.000 eu anuales de Caja Duero por ser ''consejero'', y los del PP que no sé ni quienes son ni me importan, lo usan como arma arrojadiza junto a la reforma del Hospital... sin percatarse que una mala decisión puede hacer a una provincia ser observada en el mundo o ser lastrada otras 50 décadas... Los políticos se dedican a explotar recursos naturales de forma descarada y con sacar madera y gestionar 4 cotos les basta. Cierto que hay algunos alcaldes que se mueven, lo intentan (Navaleno, Yanguas, etc...) y buscan soluciones, empresas, gente... Otra cosa es que lo consigan... Pero lo triste es que el propio Soriano no quiere otra cosa. Bueno, al final, creo que si yo fuera Soriano volvería aquí, lucharía, y me inventaría una vida aquí. Vivir en Madrid o Barcelona y quejarse no mola... Está bien salir, estudiar, trabajar conocer y venir aquí a aportar la experiencia recolectada porque los Sorianos no saben/quieren avanzar. Y sólo gente de fuera les puede enseñar cómo se hace. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Primero de todo Daniel, agradecer tu comentario. Comparto todo lo que dices y me gusta que inicies una linea de explicación a todo esto consistente en el carácter soriano, creo que es cierto que los recelos de la gente de la tierra por lo nuevo, por el cambio, por el forastero es un impedimento al progreso. Si a eso le unimos que muchos sorianos no tienen ni consciencia del problema que supone la despoblación el drama es enorme...

      Eliminar
  2. Hola Jau hace tiempo que no te escribía nada pero este tema también me toca la patata, desde un ángulo diferente, ya que yo nací y crecí en territorio soriano, lo que por otra parte me concede otro punto de vista: el de (otra) soriana emigrante (más). Sin contar el año de erasmus y el de séneca, llevo casi dos años viviendo en otro lugar. Aunque yo en principio quería irme a Madrid, la crisis y una oportunidad me llevaron fuera del país. A España podría volver, si se dieran las circunstancias adecuadas profesionales y sobre todo, adecuadas, pero no a la provincia de Soria. Me duele mucho ver la despoblación que lleva sufriendo durante las últimas décadas, y al igual que tú, yo también pienso que es muy difícil que esto cambie. Me considero una de las culpables de esta situación, ya que soy una de esas muchas personas que huimos ante la falta de oportunidades, de variedad y (al menos en mi caso) del tipo de mentalidad que predomina en el territorio. No es nada malo, simplemente a mí no me hace feliz. Después de estos casi dos años, no me imagino un ambiente en el que no haya personas de diferentes culturas, orientaciones sexuales o nacionalidades, donde no pueda encontrar una tienda especializada en novelas gráficas, donde no pueda ir por la calle vestida como quiera sin constantes miradas fijadas en mi apariencia o donde no pueda elegir si comer sushi, italiano o una buena burger americana. La mitad de mi familia es soriana, yo soy soriana y durante muchos años me ha dado muchas cosas. Me ha dado mi educación más temprana, me ha dado a muchos amigos, una tierra donde crecer, pero también es cierto que tuve algunas carencias y épocas malas en las que me sentía incomprendida y algo marginada. Podemos decir que la balanza se inclina en términos generales hacia "lo bueno", pero ese tiempo, desgraciadamente, ya terminó; y aunque me entristece enormemente y a veces me inunda la nostalgia, no va a volver. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Jennifer! Me alegra tú comentario y que todo vaya bien por Alemania... Yo entiendo plenamente lo que dices, de hecho yo algunas veces me he planteado si podría vivir en Soria o El Burgo y nunca llego a ninguna conclusión. Yo vivo la Soria de las mejores semanas del año, aquella en que vas por los pueblos y escuchas a un montón de niños y mayores en las plazas algunos hablando catalán y euskera, también algunos "guiris" que aparcan sus autocaravanas y conviven con el resto de gente. La Soria de los hoteles llenos y los bares más llenos aun. Una tierra llena de vida. Un espejismo. No sé que sería de alguien que ama el pueblo pero que es urbanita allí un mes de noviembre o un mes de febrero... Y supongo que como yo mucha gente se pregunta esto y la balanza siempre sale negativa para Soria. Sin embargo no me resigno a pensar que no hay cambio posible... Eso sí, o sale ya o será tarde

      Eliminar
  3. Hola amigos, me ha gustado mucho conocer vuestras experiencias y puntos de vista, además teneis la autoridad moral para opinar de primera mano. Mi tatarabuelo salió hace muchos años de Almazul, pueblo soriano, ya fue uno de esos emigrantes. Yo ya naci y me he criado en Zaragoza, conozco la realidad de pueblos parecidos sobre todo Aragón, pero también Soria, Guadalajara. Me pongo en la piel de Jennifer y es muy probable hiciera y opinara como ella, la entiendo. Solo dos puntos de vista: primero con mas de 40 años cambias tu punto de vista de las cosas, y segundo, tal vez nuestro mundo para el 99% este en Madrid, Zaragoza o Londrés, pero hay un 1% que desean dejar la ciudad e ir a probar a un pueblo (Soria o Aragon) , a ellos , los que somos de ciudad y elegimos la ciudad, debemos ayudarles en ese camino. El que tenga casas paradas, tierras paradas las tiene que poner en movimiento, alquilarlas, venderlas, cederlas. Tenemos que ayudar con dinero a esos que estas dispuestos a dar el cambio (pagarles el tren, los primeros alquileres, la estufa) . Y tenemos que comprar los productos de esos pueblos, lo que se produzca: miel, mantequilla, regalar quesos de Soria o Teruel, alojarse en Casas Rurales de allí, comprar en sus tiendas , para consumir en Madrid. Necesitamos que ellos vivan allí, que mantengan el paisaje, los bares, las gasolineras, los colegios y las tradiciones. Juntos podemos llegar mas lejos. Saludos Javier Pérez -www.contraladespoblacion.com

    ResponderEliminar
  4. Olvidé poner mi nombre, perdón.

    ResponderEliminar
  5. Terrible... Vivo en Soria desde siempre, estoy medio instalado definitivamente en el pueblo donde vivía mi bisabuela antaño. Soria sigue viva y maravillosa como siempre, con sus montañas, sus campos, su naturaleza y también, con cantidad de comodidades modernas (internet, mercados y tiendas variadas etc...) Soria también acoge en su tierra y bajo sus árboles a quien quiera indagar en ella como pocos lugares he conocido. ¿Que a un lugar lo llenen de carreteras, infraestructuras, multinacionales que se instalen y un ritmo de vida antinatural, vertiginoso e incluso contraproducente para la felicidad es dotarla de vida? ¿que no se destine dinero desde los gobierno a crear cosas de dudoso bien para nuestra plenitud realmente es tan desastroso? También me pregunto: si os duele Soria y consideráis que se está quedando muerta, ¿por qué yo siento eso cuando me desplazo a Madrid por ejemplo y recorro sus asfaltos y sus caras tristes...? sin embargo aquí me siento rodeado de belleza y si, vida, cuando salgo al campo que hay detrás de mi casa y veo los pájaros y los árboles, o cuando cultivo el huerto... ¿Quién tiene realmente el problema, la ciudad o lxs humanxs que la habitan que se han convertido en absolutamente dependientes de materiales y construcciones tan horribles? Oye, que Soria no es una mierda y yo lo veo como un abanico de posibilidades a la espera de saber aprovecharlas, pero dadnos tiempo a la especie humana para saber hacerlo :) .
    Un saludo desde este bonito sitio, donde podemos desarrollar una vida maravillosa, más allá de ir a un trabajo, comprar, tirar, comprar y buscar un modo de divertirse matando el tiempo. A veces aquí tambien hacemos cosas más allá de contar los días que faltan para San Juan y animar al Numancia.

    ResponderEliminar
  6. A mi Soria también me parece un lugar maravilloso del que disfruto cuando puedo estar allí e incluso algunas veces me he planteado residir en el pueblo de mi madre sin embargo no va más allá de eso, un planteamiento, dado que no hay posibilidad de desarrollar una carrera profesional en el sector al que me dedico exclusivamente en Soria y creo que no es el único sector... Tu propuesta para tú tierra es totalmente respetable, una tierra vírgen y al margen del progreso en el que no haya autovías donde ya hay carreteras nacionales con un tráfico espantoso, donde no hay trenes, donde no hay actividad económica más allá de las casas rurales y 4 hoteles que viven 5 meses al año del turismo... Y está muy bien pero yo a eso no lo calificaría de una provincia viva, un pueblo de 10 habitantes puede ser todo lo idílico que quieras, pero está condenado a desaparecer. Ahora piensa en cuantos pueblos idílicos de menos de 100 habitantes hay en Soria y que futuro les espera... Y creeme que no va a venir nadie de EEUU o de Europa o de Madrid o de donde sea a rescatarlos del olvido...

    ResponderEliminar